Cómo triunfar estas rebajas

El 7 de enero y el 1 de julio son los dos días del año exclusivamente reservados para las compras. En estas fechas, en las que se da el pistoletazo de salida a las rebajas, nada se deja al azar o la improvisación. Cada acción responde a un diligente y elaborado protocolo de actuación previo, que produce un placer insospechado. Un modo de practicar el consumismo inteligente y económico. Aquí el infalible método de las rebajas de Isa Pi:

1. Leer en plena temporada las revistas de moda para conocer qué se lleva. Las prendas tienen que desglosarse en tres grupos: las que se repiten del año pasado o años anteriores, las que no me quedan bien y las que deberían comprarse porque no corresponden a las dos primeras opciones.

2. Pasearse por las tiendas semanas antes del día D. Fichar los artículos que pueden comprarse en rebajas. Si es un modelo muy llamativo, muy de tendencia o que lleva días en los escaparates de las tiendas, puede dejarse para rebajas. Si es una prenda básica o que parece hecha a medida para una mejor comprarla, después nunca está. Si es un modelo que gusta pero no hasta el punto de pagar su precio, puede dejarse al azar su compra en rebajas.

LocaComprasGuante_BlogIP

3. Probarse los vestidos objeto de deseo que previsiblemente estarán en rebajas las semanas antes. Evitar la irracional cola de los probadores es una prioridad.

4. Si se tiene un flechazo con un vestido, mejor comprarlo sin quitar la etiqueta, siempre que no falte más de un mes para las rebajas. Si en rebajas está a un precio menor, adquirirlo y devolver el primero.

5. Uno de los típicos problemas en rebajas es no encontrar la talla o el pie que una calza. Con la revolución del e-commerce esto ha dejado de ser una dificultad. En la web de la marca, se puede encontrar el artículo rebajado con nuestra talla. Si falla esta opción, siempre se puede patear las tiendas de la misma cadena en la ciudad. Es duro pero ¿quién ha dicho que no llegar ni a los 1.000 euros era fácil?

LocaComprasOrdenador_BlogIP

6. Comprar siempre que estén rebajadas las prendas que no pasan de moda, es decir, los básicos.

7. Detectar los restos de otras temporadas. Muchas tiendas aprovechan para sacar una vez más sus horribles stocks de años pasados.

8. Volver días después del primer día. Siempre reponen ropa y se encuentran sorpresas o chollos irrepetibles. Aprovechar también para devolver ropa comprada de forma impulsiva, sin una utilidad objetiva, basándome únicamente en su escandalosa rebaja.

9. Tener en mente posibles eventos: bodas, graduaciones, cenas románticas o funerales.

CuatroBodasUnFuneral_BlogIP

10. Estos dos días son los únicos del año que no me preocupo por si estoy gastando demasiado. Está claro que es una inversión de futuro. Suerte que siempre es a principios de mes.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Leave a reply

 
 

Este lunes empiezo

Gracias a Gisele, Elisa, Bar y Karolina, más la sinceridad salvaje de mi espejo, he vuelto a intentar que la disciplina se cuele en mi vida

 

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, Si continua navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR