Treintañeras frustradas por las expectativas

En la película 500 días juntos, hay una escena que describe a la perfección la descompensación que existe entre la realidad y lo que deseamos y diseñamos en nuestra imaginación. El pobre Tom cree que, después de aceptar la invitación de Summer, su reencuentro servirá para volver a encender la llama que hubo entre ellos dos y retomarán su relación, cuyo fin él nunca ha asumido.

Este fragmento es una experiencia familiar para nosotros. Idealizamos algo y el mito cae en picado. Esta tendencia a embellecerlo todo es muy de nuestra generación: la mejor preparada, la que tenía que comerse el mundo, la que no se le negaba nada y la que expone su vida de ensueño a través de las redes sociales.

500DiasJuntoRealidad_IsaPiBlog

Guapa, rodeada de amigos, novio cañón, pasándolo bien, con unos hijos monísimos y en una casa de ensueño… podrían ser la descripción de la mayoría de fotos de Instagramers que seguimos y a quienes las marcas pagan para asociarse a su irreal vida. Esto hace que, a veces, lleguemos a pensar que somos unas pringadas. Pero nosotros somos como todo el mundo (instagramers incluidas) y como el pobre Tom, a quien amamos sin dudar.

Esta semana llegó a mis manos la novela de Belén C. Díaz, Tiempo de Breitner. Una historia sobre “el encaje de las expectativas y la realidad; sobre lo que nos dijeron (y quisimos creer) que sería nuestra vida y lo que ha acabado siendo, desde un punto de vista femenino y generacional”. Una novela que retrata la vida de Júlia quien, al igual que Isa Pi, creía que iba a ser como esas periodistas que retransmiten la noche de los Oscar, cubren la despedida de Obama, dirigen una revista de moda o entrevistan al escurridizo Nobel de la Literatura, Bob Dylan.

En cambio, la realidad es que si tienes la suerte de conseguir un trabajo remunerado como periodista tengas que hablar del frío polar, escribir una nota de prensa que el cliente te va a cambiar de arriba abajo como si fueras lerda o convencer a un redactor de una publicación para que meta tu producto en el bazar de regalos del día del padre. A los 20 tampoco te parecía tan mal, creías que hacías puntos para el gran trabajo, pero a los 30 quieres dejar de pringar, encontrar estabilidad y sentirte realizada con tu quehacer diario.

MCDBRJO EC089

Sin embargo, últimamente me he dado cuenta que personas a las que idealizaba porque creía que tenían más suerte con un trabajo apasionante, una pareja interesante y que no se encontraban ni con la mitad de obstáculos que yo para conseguir algo, también sufrían su propia inadecuación de la realidad y de sus expectativas.

El Diablo viste de Prada
es un ejemplo de ello. Todo el mundo mataría por ser Andrea Sachs y trabajar en Runway y el mundo de la moda pero, en realidad, Andrea es una pringada, pero se camufla con el aura irreal de la moda. Al igual que muchas de esas Instagramers que ya no saben cómo proyectar tanta felicidad a lo Mr. Wonderful.

A pesar de que la gran mayoría vivimos la misma situación que el pobre Tom de 500 días juntos, si tenemos esta capacidad de imaginar y anhelar esa perfección es porque algo de ello también es posible. Y si nos paramos a pensar fríamente hay sueños que se cumplen – con sus dosis de frustración incluidas- y dan un sentido a las dificultades, los periodos oscuros y a la falta de esperanza que nos ha acompañado a lo largo de largas temporadas. Como ocurría en la película Inside Out. Si no puedes sentir la tristeza, nunca apreciarás la alegría.

InsideOut_IsaPiBlog

3 Comments

  1. 16 marzo, 2017  10:28 by John Smith

    Buenos días

    Crear expectativas altas es necesario para nuestras vidas, es el primer paso para alcanzar objetivos,de hecho creo que la evolución nos ha dotado de esta característica para poder prosperar en la vida. Eso sí, hay que poner límites a las expectativas porque sino luego vienen las frustraciones. Saludos y enhorabuena por tu blog.

  2. 23 enero, 2017  22:45 by Isa Pi

    Hola Juan Manuel,

    qué ilusión que pensaras en mí y desde Argentina!!!! ;-) Pero a mí no me molan nada los casados - ya hay suficientes líos en mi vida- yo quiero a alguien soltero y sin compromiso!!! La foto de la peli de la foto "Atracción fatal" ya ejemplifica muy bien que mejor no meterse en estos berenjenales! jajjaj! Te recomiendo 500 días juntos a mí me encantó! Me identifiqué mucho con el chico. ME pareció una peli muy realista pero no tremendista en plan voy a cortarme las venas... Gracias por tu comentario!!!

  3. 18 enero, 2017  23:57 by Juan Manuel

    Me debo ver la película de los 500 días, la tengo pendiente hace un buen rato!! Y si, no todo lo que brilla es oro, nada es perfecto y díganme si ahí no está lo bello, en esas cosas imperfectas.

    Pd: hoy llegue a esta nota en Argentina e inmediatamente me acorde de vos. (www.clarin.com/entremujeres/pareja-y-sexo/solteras_prefieren_hombres_casados_0_S1x9bJ9vme.amp.html?client=safari)

Leave a reply

Your email address will not be published.

Leave a reply

 
 

¿Por qué los 30 son los nuevos 20?

No es un eslogan del inmaduro empedernido sino el resultado de una crisis económica global. Ya que nos toca vivir casi como universitarios. Disfrutemos de ello.

 
 

Aprender a decir no

El problema es que, por miedo, engullimos todo y al final no nos tienen en consideración, al contrario de lo que creemos a la hora de aceptar un marrón

 

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, Si continua navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR