Retrato de una it girl

En la vida, hay persona con suerte y, en el otro lado de la moneda, personas con gafe. Las sortudas son aquellas que por el azar, por obra y gracia del sin esfuerzo, se les ha regalado una vida fácil, sin grandes sobresaltos que digerir. Su transcurso vital sería algo así como una comedia romántica de Meg Ryan o Julia Roberts en los 90 o una de Catherine Heigel en la actualidad. Sí, lo sé, muchos vomitaríais con una historia tan empalagosa, pero resulta que a veces se es más feliz viviendo inconsciente en los mundos de Disney, que en un dramón de Alejandro González de Iñarritu.

¿Por qué digo esto? Porque las it girls son el paradigma de las chicas con suerte. Hijas de papá, con un buen fachón – los hombres acaudalados se casan con mujeres guapas y la genética acostumbra a ser generosa con ellas –, cuyas vidas, exentas de obligaciones y frustraciones profesionales, giran alrededor de sí mismas y su perfección de cara a la galería.

ItGirlChiaraFearragni_IsaPiBlog

Toda la vida he asociado el pronombre inglés “it” con algo impersonal, con el que se designan las cosas y los animales. Yo siempre me he decantado por el she y el he – las personas son lo primero–, pero nunca por el it. Cuando leí por primera vez este denominador en una revista, también me vino a la cabeza el primo itt de la Familia Adams, ese ser peludo que hablaba una lenguaje entendible sólo por sus peculiares parientes.

Sin embargo, la expresión it girl viene de un cuento de Rudyard Kipling, para nombrar “eso” intangible de las personas con encanto. La persona it del relato de Kipling era alguien a las antípodas de Gala González, por ejemplo: una señora de mediana edad llamada Mrs. Bathrust. Como comprenderéis, era algo más de la personalidad que del físico. El término se popularizó con la película “It”, protagonizada por Clara Bow.

ItPelicula_IsaPiBlog

Y volviendo a la descripción en profundidad de las it girls, una hondura igualable a su vida, decir que una it girl debe poseer mucha vanidad, que supere la de la media. Debe ser incapaz de aburrirse de sus selfies y sus constante egocentrismo manifiesto en las redes sociales. Debe demostrar una gran versatilidad de posados y miradas a cámara, poseer un armario inalcanzable para la gran mayoría de la sociedad – con los regalos de las grandes marcas esto irá en aumento – y no puede cansarse cuando va de compras.

Una it girl nunca llega a serlo si no va, a los mil eventos a los que es invitada, al lado de un chico de infarto, con el que viste conjuntada, y demuestra su amor con carantoñas y declaraciones de amor en la red. Una vida de dominio público engrandece su figura, la intimidad la haría mediocre, rancia e intrascendente. Y, por supuesto, las it girls tienen muchas amigas, como mínimo individuos (editoras de moda, it girls, modelos, cantantes y actrices) con las que se hace selfies y, aparentemente, se lo pasa fenomenal en el front row de desfiles, festivales de música y coctels de dress code.

OliviaPalermoItGirl_IsaPiBlog

No me mal interpretéis, las it girls también viven sujetas al horario. Con alguna variedad respecto al resto de los mortales, porque incluye actividades que nosotros asociamos al ocio: clases de yoga y pilates; manicuras y pedicuras; repaso de la agenda de eventos y sus asistentes; masajes y baños de sales, entre otros. Y, por supuesto, viven esclavas de su smartphone y el feedback en sus cuentas de Twitter, WordPress, Facebook, Pinterest e Instagram.

Y es que la razón de ser de las it-girls, es vivir una vida de ensueño para colgarlo en la red y dar envidia a la gente corriente. No sé si su día a día será realmente de ensueño, pero como mínimo saben cómo aparentarlo. Y mientras las currantas nos evadimos con sus historias, que no son más que los cuentos de princesa de toda la vida en versión siglo XXI, on-line y a golpe de clic.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Leave a reply

 
 

Las mentiras piadosas de las modelos

Los periodistas somos poco ingeniosos con las preguntas a las modelos y ellas son un cliché andante. El público debe conformarse con una serie de tópicos para tontos.

 
 

Este lunes empiezo

Gracias a Gisele, Elisa, Bar y Karolina, más la sinceridad salvaje de mi espejo, he vuelto a intentar que la disciplina se cuele en mi vida

 

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, Si continua navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR