Pequeñas mentiras sin importancia

El otro día vi un capítulo de la última temporada de Cómo conocí a vuestra madre, en el que los protagonistas confesaban, tomando una cerveza en el MacLarens, las locuras que habían hecho para conocer a un chico o una chica y dar rienda suelta al enamoramiento. Lily había llamado a todas las puertas de su colegio mayor hasta encontrar la habitación de Marshall, mientras que Robin escribió una canción de amor para un hombre que la ignoraba.

CobieSmulders_IsaPiBlog

Nadie en su sano juicio haría una confidencia de este tipo. Normalmente una chica liga (lo hago desde la perspectiva femenina porque con los hombres voy muy perdida) porque por casualidad se ha topado con el chico que ronda por su cabeza desde hace tiempo. Habitualmente su ruta cotidiana pasa por unas coordenadas de la ciudad pero justo un día, por motivos más que rocambolescos, se desvió del camino y se encontró con el susodicho. Citando a la chica como fuente, éste le acaba pidiendo el móvil y ella se lo da después de hacerse la remolona (según confiesa la fuente consultada).

ChicasMalas_IsaPiBlog

Después el chico le dice para quedar por WhatsApp, sin ella previamente haberle acosado con una retahíla de mensajitos coquetos e indirectas, mejor dicho, directas que si no los hombres no lo captan. En su cita de cuento de hadas, por obra y gracia del azar y el ingenio masculino (¿existe?), el chico le acaba plantando un morreo. Comportamiento sólo comprensible en un hombre muy salido o locamente enamorado, porque ella –según comenta– no le acaba de molar y por eso apenas se había arreglado, estaba distante, sin maquillaje, con un escote castísimo, sentada a una distancia más que prudencial de él y con una falda larga hasta los pies sin ninguna raja.

Para algunas su vida amorosa es como un largometraje del canal Cosmopolitan. En las películas, la protagonista siempre va a una fiesta que no le apetece o se esta aburriendo mucho aunque, de repente, aparece un chico ideal de la muerte, en sus mismas circunstancias, y surge la chispa entre ellos. Mis fiestas rollazo lo son hasta el final. Otro caso cinematográfico muy manido son dos personas que no pueden ni verse y acaban amándose locamente. En la vida real, siguen odiándose y es una cruz tener que trabajar diariamente codo con codo.

Pareja_IsaPiBlog

En la vida real cupido se pasea poco y menos en circunstancias extraordinarias como en un aeropuerto, en un concierto de rock en el que se acaba intimando con el líder de la banda o en un siempre desagradable incidente con la moto. Además, en el cine, los hombres siempre toman la iniciativa, no les da vergüenza nada – en caso que así fuera la superan– y tienen ideas muy ingeniosas para sorprender a su chica. Nunca son unos empanados, pierden el culo por una chica normalita y saben exactamente qué espera su pareja de ellos. Si se equivocan piden perdón y reparan su falta con creces.

Cupido_IsaPiBlog

Con el tiempo me di cuenta, que estos golpes de suerte tan sólo ocurren una vez en la vida y, sin trabajo y tesón, se van de un modo tan inesperado como llegaron o van acompañados de un regalo sorpresa.

Entonces entendí que en el fondo todas queremos ser una protagonista al modo de Hollywood y nos damos ciertas licencias como estas pequeñas mentiras sin importancia que hacen más perfecta nuestra vida. Aunque algunas mienten sin reparos y se les ve tanto el plumero… El único handicap de estas pequeñas mentiras sin importancia es que cuando de verdad ocurre algo digno de película a nuestro alrededor, los demás se lo creen con cierto escepticismo.

4 Comments

  1. 30 agosto, 2015  11:06 by Isa Pi

    Ojalá fuera cierto. . hoy en día hemos olvidado estos pequeños detalles pero, en el fondo, maravillosos... Nos hemos acostumbrado a correr y a quemar etapas.

  2. 30 agosto, 2015  10:31 by Isa

    Mi novio (con el que llevo 5 años) y yo discutimos habitualmente porque yo mantengo que el día que nos conocimos me dio un beso recatado en la mejilla para convencerme de que no fuera tan pronto, él dice que esas ñoñerías no las ha hecho nunca.

    Actualmente no sé si uno de los gestos más tiernos que he visto fue verdad o mi "princesa Disney interior" está adornado un recuerdo.

  3. 27 agosto, 2015  17:27 by Isa Pi

    Yo creo que muchas no dan el primer paso porque siempre se nos ha dicho que si una mujer muestra demasiado interés ellos ya lo pierden porque les gustan los retos... A mi este planteamiento me parece un poco troglodita pero en el fondo, tanto hombres como mujeres, lo tenemos en nuestro subconsciente

  4. 27 agosto, 2015  01:00 by Rodrigo

    Bueno, cupido casi siempre solo flecha a uno jejeje ... cuánto daño ha hecho el cine romántico! (en referencia al tipo de hombre que mencionas en tu post), en cuanto a las chicas (porque hay chicos que también son afectados por estas pelis) pocas son las que conozco (contadas tal vez) que darían el primer paso, a lo mejor la mayoría están en el "sector" de las que no conozco (mmm), en fin, volviendo a lo del post debo confesar que yo (una vez) he hecho una locura por "amor" xD

Leave a reply

Your email address will not be published.

Leave a reply

 
 

Ser la protagonista de tu vida

Kate Winslet ha dedicado su Bafta a todas las chicas que "dudan de sí mismas, porque no deberían estar dudando, sino yendo”.

 
 

Oscars, Her y Birdman

Leyendo una noticia sobre una empresa que te permite comprar, por 20 €, una pareja ficticia para simular una relación a distancia, me he acordado de Her, de los Oscar de año pasado[...]

 

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, Si continua navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR