Resacón en el pueblo

Menos la primera noche del año, todas pueden ser especiales. El próximo año, me pondré un pijama de seda rojo y me iré a dormir pronto. Feliz 2014.

Es mi vida

Una especie de examen de conciencia rápido, exento de culpabilidades, con acción de gracias y propósitos para el nuevo año