Nos formamos en lo profesional ¿y para triunfar con la pareja?

Con solo tres o cuatro años nos enseñan a reconocer las letras del abecedario; con cinco a leer las primeras palabras; con seis a sumar y a restar y con siete a recitar las tablas de multiplicar… Los años se van sucediendo mientras vamos adquiriendo nuevos conocimientos. Poco a poco, vamos descubriendo qué se nos da bien, qué nos gusta y cuál puede ser nuestra aportación a la sociedad.

Asistimos a clases y tomamos apuntes para pasar unos exámenes para graduarnos; nos especializamos con un máster o incluso dos; trabajamos como becarios y así hasta desarrollar un perfil senior en alguna área y que nos reportará unos ingresos para ir tirando, para vivir correctamente o muy bien.

Nos pasamos media vida formándonos para ser buenos profesionales y, con la continua transformación digital, reciclarse es un imperativo no una opción, pero ¿cómo nos preparamos para saber elegir la persona que realmente nos hace felices o qué tipo de relación es la que nos hará mejores personas?

Si hacemos un recorrido en cómo nos iniciamos con las relaciones de pareja, nuestra primera fuente de conocimiento son los dibujos animados, las series y el cine. Estas ficciones alimentan una perfección que dista mucho de la realidad y, como consecuencia, producen muchas frustraciones al trasladarse en el ámbito terrenal.

Nuestros primeros flirteos reales con el mundo de la pareja se materializan en la adolescencia, cuando catapultamos los consejos de revistas como Súper Pop o Bravo – ahora supongo que alguna instagramer o blog adolescente- como los oráculos del amor. Una “sabiduría” que en realidad nos hace todavía más volubles ante el complejo mundo de las relaciones de pareja.

Después se pasa al ensayo y error. Una experiencia amorosa nos ayuda a conocer mejor nuestra personalidad, a crecer como persona y a saber mejor qué queremos. Maduramos, en definitiva. Es como en el campo profesional, cuando aprendes de verdad es enfrentándote a la realidad por eso están en auge las metodologías “learning by doing”.

Sin embargo, cuando el ensayo error se cronifica; cuando te encuentras muchas personas dolidas por sus relaciones pasadas con miedo a implicarse de verdad en otra; cuando construimos una relación sobre una base endeble o nos sentimos atrapados en una relación tóxica que podíamos haber evitado, me pregunto por qué no se nos prepara mejor.

En el campo del amor, no hay verdades irrefutables ni teorías inamovibles, ni recetas mágicas, ni hacer un doctorado en la materia aseguraría acertar. Sin embargo, creo que sí podríamos aprender cómo gestionar mejor según qué situaciones; saber qué es realmente importante en una pareja; conocerse para encontrar a la persona que nos hace feliz a nosotros; aprender qué tipo de relación es sana y saber que las parejas instagramers no son reales, solo postureo, así que a bajar las expectativas.

En la imperfección se puede encontrar la felicidad porque lo auténtico nos llena. Sin ir más lejos, cuando me enteré que Irina y Bradley habían cortado, se corroboró mi teoría de que la perfección no es algo de este mundo.

1 Comment

  1. 11 junio, 2019  19:07 by Mariola

    Isa Pi, te olvidas de otro gran oráculo noventero. El más importante quizás: la Nuevo Vale ;)

    (Aunque para ser justas, hay que reconocer que su predecesora, la ochentera Vale, ofrecía consejos sobre amor y sexo mucho más 'completos', jejeje).

    En todo caso, leyendo tu entrada, me doy cuenta de que en el ámbito laboral ocurre algo parecido: ¿cuántas veces acabamos en el mismo trabajo de siempre? O bajo el mismo perfil de jefe tóxico.... Y sí, ya sé que hoy en día no tenemos muchas opciones a la hora de elegir empresa, pero no puedo evitar preguntarme si quizás 'atraemos' a determinados puestos o personas...

Leave a reply

Your email address will not be published.

Leave a reply

 
 

Viajar cuando eres treintañera hoy

Las treintañeras de hoy somos mujeres independientes con ganas de descubrir el mundo, pero sin un duro. Desafiantes de la precariedad laboral, no renunciamos a viajar.

 

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, Si continua navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR