Mujeres y hombres clones

Mi amigo Raida salió este fin de semana por una zona de ocio nocturno poco habitual en ella. Quería tomarse una copa y echarse unos bailecitos con unas amigas. Sin saber muy bien por qué, acabó en un local rodeada de adolescentes pubertosos. Era la intrusa, la “vieja” –así es como nos ven los niñatos a los trentañeros (yo también los calificaba así en mi época teen)– que se atrevía a pisar su territorio vedado. Ella aprovechó para diseccionar de un modo sociológico, mejor dicho, des de el punto de vista de la moda, a esos jovenzuelos ávidos de marcha.

“Su sentido de la estética está por los suelos”, me ha dicho aturdida por teléfono. Yo no quería contradecirla, pero algunas fotos son un testimonio irrefutable de que yo he sido una de esas chicas sin gusto y horteras. La adolescencia es odiosa, no has encontrado tu estilo y sale a la luz lo peor de ti: acné, miopía, quilos de más, rostro hinchado, pelo graso…, salvo esas excepciones que se mueven en plan Lolita, flirteando con los chicos mayores locos por carne fresca y facilona. Yo nunca fui una Lolita.

Lolita_IsaPiBlog

Sin embargo, el horror de Raida se ha sobredimensionado aún más cuando se refería a la uniformidad: “Isa, eran todas clones”. Según me ha contado, vestían exactamente igual, sin personalidad, con una larga melena que tapaba la mitad de su cara. Llevaban un mini short baquero intercambiable como faja o cinturón, una camiseta de tirantes holgada, que dejaba entrever el ombligo. Las más pijitas iban con unas bailarinas y las más chonis calzaban con unas deportivas con plataforma. Está claro que vuelven los 90.

En contra de mi voluntad, me he sentido como una de esas viejas de mi pueblo que se escandalizan a la mínima y creen que la culpa de todo la tienen los jóvenes. No, no vamos a caer en los tópicos, los adolescentes mimetizan lo que ven en los adultos. ¿Acaso no vivimos en una sociedad llena de mujeres y hombres clones?

LasMujeresPerfectas_IsaPiBlog

Todos imitamos el modo de vestir o el corte de pelo de la it-girl o futbolista de turno; queremos la ropa que dictan los diseñadores, las marcas, las revistas, los blogs y las tiendas low cost. Queremos ir a la discoteca de moda, cenar en el restaurante japonés que debes reservar con un mes de antelación, asistir al concierto más “in”, ver la películas que todos ven, leer el último bestseller y ser una ultra de la “idea política” más en boga, aunque ahora ya no nos creemos a nadie.

Antes odiábamos a los chicos con barba, ahora nos parecen tremendamente sexy; juramos nunca llevar pitillos, ahora no nos ponemos otra cosa; detestábamos la comida oriental, ahora la adoramos; nos aburría el running, ahora nos engancha; confesábamos ser adictas a las películas de Sexo en Nueva York, ahora decimos que fue un patinazo su adaptación cinematográfica; fumar era muy sensual, ahora está pasado de moda; y podríamos enumerar muchísimos más casos en los que se ejemplifica que somos unos clones.

barba-esta-moda-L-6omavV

Cuando miro un desfile de moda sólo veo modelos clones: delgadísimas, con su rostro entre añiñado, andrógino y triste, con pelo largo, fino y claro. Modelos que no dicen nada, que pasan desapercibidas, porque lo importantes son las prendas y no ellas. Con las it-girls pasa los mismo. Todas visten escrupulosamente los dictados de la moda, con un punto naïf y con un aire etéreo; su rostro parece sin maquillar, su larga melena la dejan suelta y esconde la mitad de la cara. Las más gamberras se ponen algo estridente para marcar “su personalidad”.

Sí, yo soy la primera que me pirro por la moda, que leo revistas y sigo sus ideas; pero no quiero ser un clon de la chica del momento, quiero ser Isa Pi, adaptar las tendencias a mi modo de ser (en cuerpo y alma), de ver las cosas y sentirlas. Aunque si, irremediablemente, estoy abocada a vivir en un mundo de clones me pido un novio con la apariencia de Bradley Cooper y romántico com Ted Mosby de Cómo conocí a vuestra madre. ¿Alguien ha visto Gattaca?

Gattaca_IsaPiBlog

2 Comments

  1. 17 septiembre, 2014  16:09 by Isa Pi

    Gattaca es una de esas pelis en peligro de extinción porque hacen pensar y mucho. Y estoy contigo, Ethan Hawke es irresistible, además en esta peli se enamoró de Uma Thurman y formaron, en su momento, una de las parejas más cool de Hollywood. A Ethan le vi este domingo en Boyhood! También te la recomiendo! NO he visto "Un mundo feliz", está pendiente porque estas futuristas con fondo filosófico y ético me gustan mucho. Y la presión social es una dictadura y, de un modo u otro, todos la obedecemos sigilosamente. Si hubiéramos nacido en la Edad Media seguro que nos preocuparían otras cosas, por ejemplo!!!

  2. 17 septiembre, 2014  02:05 by Érika

    Yo he visto Gattaca! Para mi Ethan Hawke es el colmo de la guapura diosmiodemivida... y también se que a lo que te refieres, ese mundo frío en el que se intenta que todos sean iguales y perfectos, una película fantástica (de mis favoritas, y no solo por Ethan Hawke).

    Yo de adolescente también era un desastre, tal y como lo has descrito Isa, creo que es una etapa de descubrimiento por la que se tiene que empezar por algo y hasta que uno se encuentra así mismo se dedica a imitar lo que ve, y lo más atrayente es "lo que está de moda" por eso van todos "desastrosamente" iguales en muchas ocasiones.

    Y los no tan jóvenes (pero jóvenes aun eh??) también nos dejamos llevar, hay que tener una personalidad muy fuerte como para no caer en la tentación del "ahora acampanados, ahora de pitillo", una (o uno) suele querer estar en la onda de la sociedad, y aunque nos parezca que no la presión social hace más hincapié de lo que creemos.

    Ya que has comentado Gattaca no se si la conoces, pero la novela "Un mundo feliz" es de la misma onda pero mucho más bestia, Gattaca podría ser una precuela de la misma antes de que todo se fuera de madre.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Leave a reply

 
 

"Yo soy Isa", el nuevo icono fashion

El estilo lleva mi nombre. Resulta que ha nacido un nuevo icono que dejará en el olvido a Audrey Hepburn, Jane Birkin o Kate Moss. Yo no me perderé la sección.

 
 

El escándalo de los kilos de más

La prueba es que la presentadora Tania Llasera (La Voz) ha sido noticia por su aumento de peso. Un seguidor de Twitter le dijo: “¿Te has comido un rinoceronte, no?”.

 

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, Si continua navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR