Las películas de Woody Allen que debes ver

El lunes de la semana pasada Woody Allen cumplió 80 años. Medios y redes sociales se hicieron eco de ello, otorgándole el buscado trending topic al judío más popular de la Gran Manazana. Como de costumbre, llego tarde para celebrarlo (parece que no sólo para ligar) y con más de una semana de retraso entrego mi particular selección del director. Algunas coinciden con los múltiples rankings que he visto por la red, aprovechando la efeméride, y otras son muy personales.

Descubrí al cineasta en la Universidad gracias a un profesor de Antropología que le encantaba el cine y nos mostraba y analizaba el comportamiento humano a través del celuloide. Woody Allen era uno de sus directores fetiche, especialmente de la época de los 80 cuando rodaba con Mia Farrow. Yo antes odiaba a Woody Allen. No porque hubiera visto alguna película suya sino porque mi madre decía que era un tarado por lo que le hizo a Mia Farrow y en casa era alguien “non grato” y nunca se veía una película suya.

Movie-couples-woody-allen-diane-keaton-590x350

Yo estoy con mi madre que lo que le hizo a la Farrow es muy grave (estar liado con la hija adoptiva de Mia y con la que se casó después de que la actriz les echara de casa), pero al margen de su comportamiento moral, no podemos eludir que su filmografía tiene contenido, algunos títulos más que otros. Os dejo con mi personal selección y perdonad porque de las películas más antiguas no he encontrado trailers o escenas en español.

1. Alice. Fue la primera película que vi de Allen. Me fascinó. Es una ida de olla en toda regla -mezclar realidad y fantasía- pero detrás hay mucho mensaje. El personaje de Mia Farrow es la típica mujer ociosa, casada con un ricachón, que se aburre muchísimo y su marido la minusvalora ya que cree que sólo sirve para ir de compras y hablar de chismorreos. Su vacío existencial cambia cuando va a ver un terapeuta chino y le da unas hierbas que le hacen alucinar y hace un viaje interior que la liberará. Al final se dará cuenta que su vida tiene más sentido trabajando en una de las instituciones de la Madre Teresa que viviendo una vida frívola con un hombre que ni la quiere ni la valora.

2. Melinda & Melinda. Para nada es una de las obras maestra de Woody Allen y creo que no salía en ninguno de los rankings que he visto, pero es la primera película del director que fui a ver en el cine. Me gustó. Recuerdo que fui con una amiga de la universidad que vivíamos en el mismo Colegio Mayor y también estudiaba Periodismo conmigo. Con ella se podía ir a ver cualquier película alternativa. Melinda & Melinda muestra dos modos de ver la vida o enfrentarse a ella: más cómico o más dramático. Partiendo de un mismo personaje salen dos historias muy distintas en función de la vis cómica o dramática. Para las que a veces nos cogemos las cosas de un modo demasiado tremendista nos va bien verla.

3. La rosa púrpura del Cairo. Otra película que nos puso el profesor de Antropología en clase y a él le encantaba. Se usa mucho para explicar el Mito de la Caverna de Platón. El protagonista de la película favorita de Cecilia salta a la realidad para vivir una vida real con ella, una camarera de vida triste y monótona. El personaje de carne y huesos (mundo sensible) no es tan ideal como en la gran pantalla (mundo de las ideas) y aun así quiere ser libre y vivir la realidad. Creo que hoy se podría adaptar mostrando como el mundo de Instagram salta al mundo terrenal.

4. Match Point. Creo que una de sus obras maestras. Fue la segunda película de Woody Allen que vi en el cine y la he visto un montón de veces. Habla de moral, de la ambición, de la suerte, de la culpabilidad, de la obsesión… y tan bien contado…

5. Annie Hall. Es una historia romántica atípica y no necesita muchos minutos para cautivar. Es muy tópico pero me encanta el personaje de Diane Keaton y, como no, sus estilismos. Realmente demuestra que no es necesario que tu pareja sea un chico de metro 90 y que es mejor que haya coincidencias intelectuales (a las que sí tiene que estar a la altura).


6. Granujas de medio pelo.
Tampoco es un título que se haya citado en los miles de reportajes que han visto la luz estos días pero es tan divertida y es la única película que a mi madre le gusta de Woody Allen que merece estar aquí. Unos cacos de medio pelo regentan una tienda de galletas al lado de un banco para construir un túnel y robarlo. Sin embargo, acaban haciéndose ricos por las deliciosas galletas que la mujer de Woody cocina. A estos nuevos ricos les falta clase y contratan a Hugh Grant para que les enseñe a moverse en las altas esferas de Manhattan.

7. Midnight in Paris. Es la mejor de las últimas de Woody Allen. Tiene algunos paralelismos con La rosa púrpura del Cairo. Encontramos ideas sobre el proceso de creación, la idealización, la aspiración y la idealización de lo que no se tiene, la autenticidad, los autores clásicos de principios del siglo XX… Una película con muchas sorpresas.

8. Misterioso asesinato en Manhattan.Ya la recomendé en el post de Películas románticas para ver en otoño. Un matrimonio a sus 50 sospechan de su vecino como autor de la muerte de su esposa. Misterio, risas y relaciones de pareja en una historia que os gustará.

9. Celebrity. Película en blanco y en negro que se adentra en las bambalinas del séptimo arte sin ser complaciente. Desfilan unos personajes hedonistas, frívolos, egocéntricos y creídos a los que el protagonista, un Kenneth Branagh como alter ego de Woody Allen, admira desde su humilde trabajo de periodista de cine y famoseo. Hay muchísimos actores conocidos como Leonardo DiCaprio, Winona Ryder, Melanie Griffith, Charlize Theron (creo que en esta película quita el hipo a cualquier tío)… Unos personajes odiosos (y en el fondo desgraciados a pesar de ser estrellas) y que, muy a nuestro pesar, existen.

10. Otra mujer. Otra película que nos pusieron en la universidad. Me gustó tanto y tenía tanta miga que hicieron un segundo pase por si alguien no la había visto y volví a verla. Una profesora de filosofía de la universidad se coge un año de excedencia para escribir un libro. Al lado de la casa que alquila hay una mujer que acude a su psicoanalista y las historias que oye de una de las pacientes interpretada por Mia Farrow le hacen replantearse su vida de nuevo.

Diréis que faltan Manhattan y Hannah y sus hermanas, dos películas míticas del director. Las vi hace mucho tiempo (cuando me cogió la obsesión en la universidad) y no las recuerdo mucho, quizá es que no me marcaron tanto a pesar de ser de las más aplaudidas. Cuando las vuelva a verlas a lo mejor las introduzco en una segunda parte de este post.

Sé que que me faltan muchas por ver, algunas de las cuales me apetecen muchísimo – a parte de las dos citadas anteriormente-: Balas sobre Broadway, Todos dicen I love you, Poderosa Afrodita, Desmontando a Harry, La maldición del Escorpión de Jade, Delitos y faltas o Maridos y Mujeres. De las últimas (que las he visto casi todas), destacaría Blue Jasmine y Irrational Man, aunque no están a la altura de las 10 seleccionadas.

4 Comments

  1. 9 diciembre, 2015  21:48 by Isa Pi

    La Maldición del escorpión de Jade es una de las que tengo pendientes, me apetece muchísimo. Scoop la he visto, me gustó, pero tampoco fue de las que pondría dentro de mis 10 favoritas. Yo creo que la de Granujas de medio pelo te gustaría!!!

  2. 9 diciembre, 2015  21:33 by Isa Pi

    ¡Muchas gracias!A mí me encantan sus pelis!!!!

  3. 9 diciembre, 2015  21:17 by MysteriousMan35

    Mis favoritas son la maldición del escorpión de Jade y Scoop. Supongo que serán menos profundas que las otras pero me parecen infinitamente más entretenidas. He de confesar que con la mayoría de sus películas me quedo dormido.

  4. 9 diciembre, 2015  18:38 by Angela Stol

    Me encanta Woody Allen. Me hiciste recordar sus buenas películas. Celebremos la vida de este gran cineasta.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Leave a reply

 
 

Pequeñas mentiras sin importancia

Nadie en su sano juicio confesaría las locuras que ha hecho por amor, queda más novelesco que surja por el azar o el enamoramiento loco del otro. ¿La realidad? A quién le importa.[...]

 
 

Ser la protagonista de tu vida

Kate Winslet ha dedicado su Bafta a todas las chicas que "dudan de sí mismas, porque no deberían estar dudando, sino yendo”.

 

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, Si continua navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR