El escándalo de los kilos de más

La mujer siempre ha vividio en su propia carne distintos tipos de asfixia. Si quiere sentirse atractiva ante los ojos ajenos (según nuestra sociedad), una mujer debe amoldarse a unos dictámenes de la moda que han variado a lo largo de la historia. En épocas anteriores, la mujer estaba presa dentro de un corsé. Ahora, se ha liberado de muchas losas pesada, pero siguen las presiones sociales, por ejemplo, con una delgadez casi imposible de alcanzar y para nada bonita.

Keira_IsaPiBlog

La prueba es que la presentadora Tania Llasera (La Voz) ha sido noticia por su aumento de peso. Un seguidor de Twitter le dijo: “¿Te has comido un rinoceronte, no?”. Ella respondió a tan impertinente mensaje: “Este mes hago nueve meses sin fumar!!! Me siento bien, me siento guapa y sexy incluso. ¿Qué más da la talla? La belleza no es una talla. Soy como soy y me quiero. Para mí la salud es sexy. La lozanía y el sentido del humor es para mí donde reside el auténtico atractivo y depende de quién me diga que estoy fea o gorda… a veces les miro y pienso: si esa persona me lo dice voy genial por este camino”.

TaniaLlaseraAhoraAntes_IsaPiBlog

La percepción del cuerpo ideal es muy relativa. En el Barroco se estilaban las mujeres gruesas, véase Las Tres Gracias de Rubens, porque la celulitis era señal de salud y dinero. Pero no es necesario retroceder tanto en el tiempo para ver que esta delgadez andrógina es fruto sólo del siglo XXI. Pienso en Marilyn Monroe o Jean Harlow. Sus curvas ahora nos parecerían propias de una mujer gorda.

A finales de los 80, Javier Gurruchaga defendía la belleza de las mujeres entradas en carnes en la canción Ellos las prefieren super gordas pero no nos engañemos, las rellenitas están destinadas a papeles secundarios, a ser la amiga de la protagonista y a quedarse con el chico simpático. El personaje principal sólo ha sido para ellas en contadas ocasiones como en Bridget Jones, cuya dosis de realidad e imperfección la catapultó en todo un icono para la treinteañera actual.

No quiero hacer un alegato a la obesidad, sino reivindicar chicas normales con un cuerpo que ahora calificaríamos con algún kilo de más. Y todo porque nos hemos acostumbrado a mujeres lánguidas, existentes sólo en el mundo de la farándula y gracias al photoshop.

Aquí mi lista de mujeres que no responden a la delgadez extrema, que obliga el mundo del famoseo, pero sí ejercen un papel protagonista y en mayúsculas en él.

La Reina Máxima de Holanda
. Mientras Letizia Ortiz se obsesiona por tener un cuerpo exento de grasa, Máxima ha conquistado por su elegancia, a pesar de no responder a los cánones oficiales, y por su proximidad y simpatía hacia su pueblo.

MaximaHolanda_IsaPiBlog

Kate Winslet. Es considerada la mejor actriz de su generación. La protagonista de Titanic se negó a que retocaran su cuerpo con photoshop en una portada para una conocida revista.

KateWinslet_IsaPiBlog

Penélope Cruz. La actriz española más internacional saldrá en pocas películas pero está en cualquier campaña publicitaria que se precie: Loewe, Lancome, l’Oreal…. Y no es precisamente un palillo.

PenelopeCruz_IsaPiBlog

Jennifer Hudson. Ganó el reality American Idol, es de las pocas actrices afroamericanas con un Oscar y acompañó a Sarah Jessica Parker en el salto a la gran pantalla de Sexo en Nueva York.

JenniferHudson_IsaPiBlog

Lena Dunham. Es la protagonista de la serie de culto Girls, pero además su creadora, guionista y alma mater.

LenaDurham_IsaPiBlog

4 Comments

  1. 16 enero, 2015  19:39 by Isa Pi

    Estoy totalmente de acuerdo contigo!!!! La gente es una pesada!!! Siempre quiere opinar y, en cierto modo, controlar tu vida! Un ejemplo es que cuando estás soltera a ver a qué esperas para encontrar pareja; cuando ya la tienes a ver cuando formalizáis el asunto; y cuando ya estás casada a ver cuándo van a llegar los niños. Por favor, dejadnos en paz! Las cosas vienen cuando tienen que venir!!!!! Y una está físicamente como buenamente es o puede!!! Gracias Irene por tu comentario!!!!

  2. 16 enero, 2015  10:06 by irene

    Yo siempre he estado muy delgada por mi constitución. Estaba sana pero no me gustaba ser tan delgada. Quizá porque todo el mundo me ha estado machacando con que era muy delgada... El caso es que yo quería tener un cuerpo mas normal. Al final parece que mi cuerpo ha decidido ponerse al día con su desarrollo tardío y ya el discurso de la gente va cambiando. Que si ahora estoy mejor, que si no me pase con la comida. Es increíble. Estoy muy harta de que todo el mundo se crea con el poder de opinar sobre el cuerpo de otra gente. Si estas sano y a gusto, no tendría que haber ningún problema. Es que no es asunto suyo. Y cualquier recordatorio de ello es poco, porque hay una obsesión malsana. Tanto para mujeres como para hombres. Seas como seas.

  3. 19 septiembre, 2014  20:24 by Isa Pi

    Erika! Te entiendo tanto!!!! Yo soy muy alta, mido 1'80. En la adolescencia todos los pantalones me quedaban cortos y alguna vez me había comprado unos pantalones de tío. Como comprenderás el encanto que podía desperender era 0, no estaba nada atractiva. Además calzaba un 42 y sólo encontraba zapatos femeninos en una tienda de Lleida carísima. Una vez ya estuve en la universidad (en 2002), cambiaron el tema de las tallas. Milagrosamente el calzado 41 me iba bien y al menos es más habitual, aunque no siempre está y, respecto los pantalones, los empezaron a hacer muy largos. Siempre debo comprarme un L (tengo brazos largos, piernas largas y mi espalda no es menuda porque es proporcional a mi cuerpo). El día que engorde un poco tendré que pasarme a tiendas especializads porque ya uso el tope establecido como "normal".

  4. 19 septiembre, 2014  00:28 by Érika

    A mi no solo me molesta el tema de la delgadez, si no de la pequeñez que quieren imponer al cuerpo femenino. No me considero una mujer grande ni mucho menos, tampoco estoy gorda, sin embargo me cuesta encontrar ropa. Las mujeres también tenemos derecho a desarrollarnos, es tan frustrante que ellos tengan todas las tallas que quieran y que nosotras tengamos la constante frustración de que faltan tallas ¡siendo personas normales y saludables!

    No digamos ya si tienes el pie un poco grande, un poco de espalda, un poco de culo... Tan solo las chicas planas y extremadamente delgadas tienen todo lo que desean en ropa porque de hecho la costura de la ropa está hecha para que únicamente te quede bien si estás muy delgada. La consecuencia es que las anorexicas al tener muchas más opciones lucen muchísimo mejor que las que tenemos curvas, y no curvas de gorda, curvas de mujer normal sin sobrepeso, solo una mujer normal.

    Personalmente tengo mucho pecho, debo decir que una medida justo en el límite de lo ya feo de ver. No estoy gorda, y solo por eso apenas tengo vestidos en mi armario. Las camisetas son un suplicio y tanto ropa interior como bikinis los pido por Internet (gracias Internet!!!). Muchas veces he pensado en operarme pero al final he llegado a la conclusión de que me niego, que soy así y que no voy a convertirme en una muñeca anorexica. Y que le den al patriarcado.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Leave a reply

 
 

Las niñas sueñan con ser it girls

No quieren ser ni modelos, ni cantantes, ni actrices, ni princesas y abren sus cuentas en la red para colgar selfies vestidas con la ropa de su madre

 
 

Armas de mujer

Mujeres atractivas, misteriosas y con erotismo, no de dominio público, porque deja de ser sexy. Hay mujeres objeto y mujeres sujeto. ¿Tu cuál eres?

 
 

Mitos como Tamara Falcó

Ella tiene sólo dos años más que yo. Forma parte del club de los 30. Crecimos prácticamente a la par, con algunas diferencias, yo en mi pueblo y ella a través del ¡Hola!.

 

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, Si continua navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR